Artífice/Borja Pérez viticultor

Artífice es una vuelta de tuerca de Borja Pérez viticultor, demostrando así su versatilidad y buen hacer. Primero fue y es Ignios: con el carácter profundo del orígen. Así me parece cuando bebo los Ignios Orígenes. Carácter expresado, de momento, a través del protagonismo de unas variedades acopladas a las condiciones geoclimáticas del puzzle de las comarcas  de Ycoden – Daute – Isora, dentro del puzzle insular tinerfeño dentro de un archipiélago de vinos.

Con los Artífice Borja muestra los vinos amables de pueblo, sinceros y por ello transparentes. Accesibles y prestos desde el primer saludo, como el paisano que te describe su comarca de una forma comprensible, pero con todos los detalles que importan.

El tinto de Artífice está interpretado por un listán negro (acompañado en una quinta parte de vijariego negro y baboso) con todos los cromosomas varietales: expresivo, amable y fresco. Incita al trago adictivo. Genial!

El “Vidueños” representa, siguiendo la estela del gran Vidonia de Suertes del Marqués, a los vinos que tradicionalmente se elaboraban con todo lo que no era malvasía. En este Artífice procedente de un viñedo a 50 m. del océno que rompe en San Juan de la Rambla, con gual, marmajuelo, albillo… nariz de fuerte personalidad con fruta fresca y plantas de aromas entre rocas. Salino…

Completa la saga un listán blanco sabroso, y serio, con una salida más lenta, por eso con más espacio (tiempo) por recorrer.

10552513_10205620312725174_1057742443432133454_n

Borja, junto con Suertes del Marqués y la serie de vinos Taganán de Envínate, son un valor para Tenerife, algún día en la isla serán conscientes de ello. Como lo son Victoria Pérez y Carlos Lozano (Teneguía) para La Palma. Como se echa de menos en Lanzarote, aunque empiezo a intuir y sentir la tradición de ese paisaje con Vega Spínola. Como algún día alguien interpretará de la misma manera que ellos la personalidad de El Hierro, para mi, de lo que siento en algunos de los pocos vinos que hay, la más atractiva, con una identidad que integra la frutalidad de Tenerife y la huella de la rugosidad volcánica de Lanzarote.

La búsqueda de carácter y de personalidad, con las notas y las sensaciones limpias y directas que reconocemos en vinos que nos gustan de otras partes del mundo, tiene su recompensa… y con ella la emoción gracias a todos ellos.

2 ResponsesArtífice/Borja Pérez viticultor to “”

  1. Marcos Rguez

    En la Isla somos conscientes de los vinos que bebemos y compramos en las islas. Tener que comprar vino a distribuidores en la Península de vinos elaborados en Tenerife, porque no los hay…que quieres que te diga, por muy buenos que sean. Vinos de Suertes del Marqués y la variedad de Envinate, Taganan, en sus variantes, se pueden conseguir en Canarias.

  2. Antonio Portela

    No me referia al consumo sino a los que ponen al vino de Tenerife en la vanguardia.